Modernas aplicaciones para hacer más eficiente la industria del agua

Lima.- En la búsqueda de mejorar la gestión del agua, las empresas cuentan actualmente con herramientas digitales que permiten monitorear, controlar, mantener y optimizar todo su proceso de forma remota y así suministrar agua a todos los hogares de una ciudad. Para ello, es indispensable el uso de las tendencias tecnológicas como aparatos móviles, la nube, el Internet de las Cosas (IoT), las analíticas, hardware, software y la ciberseguridad.

Dentro de las etapas del ciclo del agua encontraremos todo el proceso de recolección, tratamiento, captación y distribución del agua potable hasta llegar a los usuarios. Es importante el uso de sistemas de control especializados para saber qué hacer en cada operación, cómo prevenir los problemas o cómo resolverlos. Hay que entender que cada etapa del ciclo del agua tiene un desafío diferente, pero el propósito final es ofrecer una buena atención y lograr la satisfacción de los clientes con un servicio de calidad y al menor costo posible.

Las herramientas, dispositivos o software que se incluirán en los centros operativos o procesos de la empresa deben mantener los objetivos principales: ofrecer calidad de agua y servicio, ser eficientes en el consumo de la energía, tener continuidad del servicio, optimizar el CapEx o las inversiones en los proyectos y fomentar las soluciones Smart Water como parte de la innovación y desarrollo de la organización. Frente a ello, la inversión en tecnologías de la digitalización debe centrarse en tres puntos principales:

  1. Empoderar al personal. Por medio de herramientas que aumenten las capacidades de los trabajadores como realidad aumentada o inteligencia artificial que den soporte a sus operaciones, planificaciones y al mantenimiento de todos los activos. Con ello también se permitirá la colaboración entre personas de diferentes áreas para una mejor toma de decisiones en tiempo real (en cualquier momento y desde cualquier lugar) desde móviles que tengan toda la información integrada de la empresa. De esta manera, los operadores o personas en campo podrán realizar sus labores de forma más eficiente y segura.
  2. Automatización y optimización. Aplicación de software o dispositivos tecnológicos en plantas y redes de agua para obtener información de campo que se pueda recopilar en centros de control para un mejor análisis y así actuar cuando sea necesario. Se da en todo lo relacionado a las operaciones de bombeo, presión, caudal, fugas, hasta predecir roturas o problemas en equipos que forman parte de la infraestructura del agua.
  3. Energía. Cómo reducir el consumo energético de las instalaciones, cómo lograr que las plantas de agua se conviertan en fábrica de materiales y de energía, aprender a integrar la parte del negocio con la parte operativa. Se busca ser más sostenible, hacer un uso racional de la energía hasta lograr que la interacción con el cliente sea más digital.

Una mejor gestión del agua

Si bien el segundo punto de automatización se da en diversas áreas, la idea es lograr una conexión general para ofrecer un informe detallado del ciclo del agua, desperfectos en maquinarias, seguridad del personal, entre otros datos importantes que se recolectarán por medio de sensores inteligentes para luego ser ordenados, analizados y así las empresas puedan tomar decisiones de cambios o mejoras de forma correcta, optimizando los procesos y aprovechando al máximo cada paso. Por ejemplo, con el ahorro que se obtiene al mejorar cada etapa se puede pagar la inversión realizada o se puede invertir en otras áreas.

En caso de optimización y gestión de redes de distribución del agua en tiempo real, AVEVA Water Network Management es un software avanzado y específico que trabaja con Schneider Electric en las industrias del agua logrando reducir costos de operación y energía asociados con las actividades de la distribución. Puede pronosticar su comportamiento y anticipar el impacto de los eventos planificados y los no planificados antes de que sucedan ya que cuenta con sensores virtuales y realiza un monitoreo en toda la red. Al usar datos en tiempo real la información que proporcione se basará en la situación más actualizada. Puede recibir alertas sobre contaminación o casos de mala calidad del agua, logrando que se actúe a tiempo y se reduzcan los eventos que amenacen la salud de las personas. Por medio de SCADA mide en tiempo real el control del caudal, presión, nivel, estado de bombas, estanques, estaciones reguladoras de caudal, entre otros y puede trabajar con SCADA de terceros.

Otro software a utilizar en las plantas de tratamiento del agua potable, residual y desaladoras es EcoStruxure Process Expert. Cuenta con arquitecturas probadas, validadas y documentadas, permitiendo soluciones a diversos procesos como filtración dual, tratamiento biológico, control de dosificación, bloque de selección de bombas, entre otros. Para la parte de redes, se cuenta con los sistemas de data loggers (registro de datos) y optimización con varios controladores, configuración remota y equipos para entornos agresivos. En general, por medio de la digitalización se pueden generar órdenes de mantenimiento, supervisarlas, hacerles seguimiento y ver todo su proceso hasta firmarlas. Se podrá anexar documentos a la orden como PDF, Word e imágenes y generar un código QR donde se tendrán los detalles. También se podrá conocer la cantidad de agua que se produce versus la cantidad de agua que se consume, ver reportes de diagnóstico, detalles y resolución de problemas. Y mejorar el sistema de facturación y de información que se tiene de todos los clientes de una compañía para una administración de cobros más eficiente.

Herramientas digitales

El tema del agua también está relacionado con la energía. Para lograr la eficiencia energética se debe tener en cuenta un consumo adecuado desde la parte del personal para que cuenten con todo lo necesario para realizar sus labores. Como antes se comentó, la automatización trabaja de la mano con otros sistemas como SCADA en planta o remotamente, PLC, gestión de bombas, entre otros. Una eficiente función multibomba optimiza su consumo de energía, se evitan las pérdidas y las fugas. Las herramientas también ofrecen acceso a gráficos para revisar el consumo de energía acumulada.

Para todas estas gestiones es necesario trabajar con diversas herramientas digitales que cumplirán la función de automatizar, optimizar los procesos, prevenir y alertar cuando sea necesario, a fin de que las organizaciones tomen las mejores decisiones. Por ejemplo, Benoit Thooris, director de la Unidad de Industrial Automation de Schneider Electric para el Clúster Andino, comenta que EcoStruxure Power Monitoring Expert sirve para la eficiencia y la confiabilidad relacionadas a la energía; EcoStruxure Resource Advisor para la gestión de la energía y la sustentabilidad empresarial, reportando analíticamente factor de potencia, alza de energía, problemas, entre otros. Estas son algunas soluciones que servirán a las empresas a mejorar la gestión del recurso hídrico.

Igualmente, EcoStruxure Augmented Operator Advisor realiza la fusión del entorno físico de la vida real con objetos virtuales; AVEVA Mobile Operator Round se encarga de la digitalización y toda la conexión con los dispositivos móviles especiales para estos trabajos y AVEVA Insight impulsa la eficiencia operacional desde la nube.

La tecnología sigue por buen camino, lo que hay que generar es un cambio en los modelos de negocio para que sean más eficientes, ahorrando en ciertos puntos para con ello invertir en mejorar otras áreas. La optimización de los procesos está en manos de la apuesta por la digitalización del agua. Con las innovadoras tecnologías y servicios inteligentes Smart Water se busca ayudar a crear un recurso del agua seguro, confiable, sustentable y eficiente a través de todo su ciclo.